La pandemia y la aceleración de los cambios demográficos del futuro del trabajo 

La pandemia y la aceleración de los cambios demográficos del futuro del trabajo 

El marco disruptivo de la pandemia de COVID-19 ha provocado que las tendencias se aceleren y que surjan nuevos cambios en el mercado laboral. Desde ManpowerGroup hemos detectado que uno de los mayores cambios ha sido la transformación de la demografía en el lugar de trabajo. Para los trabajadores, esto es lo que pueden esperar en los próximos años:

Prepárese para la escasez de habilidades 

Se está presentando la más significativa transformación de la fuerza laboral desde la Segunda Guerra Mundial lo que ha resultado en una escasez de talento global que se espera se refleje en 85 millones de puestos vacantes para 2030, según un nuevo informe de Korn Ferry. La capacidad técnica y las habilidades humanas como la creatividad, la colaboración y el liderazgo continuarán creciendo en demanda, mientras que los trabajos de administración, hotelería y soporte legal / comercial disminuirán. Para prepararse, los trabajadores pueden buscar tanto volver a capacitarse como agregar y refinar la lista de habilidades sociales que seguirán teniendo demanda. 

Polarización y la necesidad de hablar 

El aumento de la tensión social y un mayor reconocimiento de la inequidad, especialmente en lo que respecta a la raza, exigirá una mayor transparencia de las organizaciones en torno a las iniciativas de capital humano. La diversidad e inclusión protagonizan la clave para la recuperación y el crecimiento.

Cada vez más los empleados y los clientes exigen que las empresas adopten una posición oficial sobre la justicia social, el cambio climático y otros problemas globales críticos. Así

como los empresarios pueden apoyar a las organizaciones que se alinean con sus valores, los empleados pueden optar por llevar sus talentos a organizaciones que adoptan posiciones significativas sobre temas relevantes.

El trabajo remoto se generaliza 

Hoy, casi la mitad (43%) de los trabajadores piensan que la crisis de Covid-19 marca el final de cada día en el lugar de trabajo. Ya sea que esto sea cierto o no, la fuerza laboral bajo demanda, los modelos de trabajo híbridos y el trabajo sin ataduras desde oficinas físicas están en aumento. La reducción de la huella inmobiliaria general de una organización, una mayor movilidad y la creación de oportunidades de trabajo más allá de las fronteras impulsarán las preferencias tanto de los empleados como de los empleadores. Para los trabajadores, eso significa que las oportunidades de trabajo ya no están ligadas a una ubicación específica con perspectivas de futuro cada vez más globales, lo que les permite adaptarse trabajo y avance profesional para lograr un mejor equilibrio entre el trabajo y la vida privada 

La persistente brecha de género 

Las mujeresafectadas de manera desproporcionada por las crisis sociales y económicas debido a la pandemia y la aceleración de los cambios demográficos del futuro del trabajo, tienen las mayores cifras en la pérdida de puestos de trabajo en todos los sectores, incluidos el comercio minorista, el ocio y la hostelería. A raíz de estos se están creando oportunidades claras para que las mujeres se vuelvan a capacitar y mejoren en los sectores en crecimiento, como la tecnología de la información, las operaciones y la logística. Son un grupo de talentos sin explotar que podrían volver a capacitarse o mejorarse para muchos de los trabajos del mañana. 

Muchas de las tendencias anteriores no son nuevas, pero los cambios drásticos del año pasado solo las han acelerado, así como la necesidad de actuar. Ahora, en lugar de prepararse para un futuro lejano, es hora de comenzar a actuar para el futuro del trabajo que está aquí y ahora. 

También le puede interesar 21 Tendencias del trabajo para el 2021nuevo estudio de

Dejar un comentario