Lunes, Junio 18, 2018

Pasos para fomentar el liderazgo femenino en tu organización

La figura femenina en roles directivos sigue tomando fuerza y muchos países han reconocido abiertamente el valor de la mujer dentro de las compañías, especialmente cuando se trata de gerenciar una organización.

Sin embargo, aún existe una brecha o “techo de cristal” en las empresas, ya que en la medida en que se observan las posiciones de liderazgo, se ve que tiende a disminuir la presencia femenina. Por eso hemos querido darte algunos pasos para fomentar el liderazgo femenino en tu organización:

  1. Eliminar los estereotipos: los altos directivos deben reflexionar sobre los prejuicios que existan frente a la figura femenina en las compañías y diseñar estrategias para combatir estas brechas. El cambio empieza por cada uno de nosotros.

  

  1. Evaluar el liderazgo actual y la forma en que se define: las personas en cada etapa de sus vidas y según su género tienen necesidades que la empresa debe comprender y respetar. Los líderes, sean hombres o mujeres, tienen familias, deben cuidar su salud, necesitan capacitación continua, etc, aunque por sus cargos deben tener una disponibilidad más alta que el resto de la organización. En el tema de género es importante contemplar las especificidades del rol femenino en la empresa y ver cómo retirar las barreras administrativas y, sobre todo, culturales que pueda haber.

  

  1. Promover las oportunidades sin importar el género: es importante que las oportunidades que existan para crecer laboralmente en una compañía y llegar a cargos directivos puedan ocuparse tanto por los hombres como también por las mujeres, esto con el objetivo de equilibrar el equipo e incentivar la inclusión dentro de las organizaciones.

  

  1. Reconocer la capacidad de liderazgo: una empresa que valora el trabajo desempeñado por sus líderes es sin duda un empleador que reconoce las virtudes de su equipo y su capacidad para liderar, confía en sus capacidades y permite que éstos se motiven y desarrollen su potencial para alcanzar sus metas en beneficio de la entidad. Este reconocimiento, sobre todo en las mujeres, tiene un impacto positivo, mejorando la imagen de la compañía y convirtiéndola en un ejemplo e inspiración para otras empresas.

  

  1. Un último tip: si eres mujer atrévete a asumir posiciones de liderazgo cuando tengas la oportunidad. Siempre se puede, con la debida autodisciplina y previa negociación con la empresa, lograr el balance entre el trabajo y tu vida personal y familiar.

  

JV/ MPL