Miércoles, Noviembre 22, 2017

Experis | Los perfiles TI en la era de la transformación digital: la redefinición de un rol que ya no es solo técnico

Hace un par de décadas formarse en una profesión para después ejercerla sin mayor preocupación de aprender más o cambiar para trabajar en otros campos de la misma, era la tendencia. Sin embargo el mundo ya no es el mismo y los empleos, en lugar de adaptarse a las personas, ahora demandan personal versátil y en constante preparación. Hoy son los profesionales quienes deben estar en la búsqueda constante de mejorar para hacer más competitivas a las compañías de las que hacen parte o a sus propios emprendimientos.

 

Esos cambios responden a las dinámicas que rodean el mundo actual, cada vez más tecnológicas y codificadas. Quien tiene la información tiene el poder y un ejemplo de ello son las plataformas web capaces de leer a través de un lenguaje de código las necesidades y gustos de  los clientes, pues mediante esa información se convierten en jugadores más competitivos en el mercado.

 

Por eso la importancia y la imperiosa necesidad de contar con un mayor número de profesionales en tecnologías de la información, pero estos no pueden ser los mismos de siglo pasado. Los perfiles TI, lejos de ser esos prospectos de empleados que solo saben “echar codigo”, ahora deben contar con habilidades como negociación, escucha, análisis, resiliencia y resistencia, pues solo así tendrán más probabilidades de ocupar las vacantes que demanda el mercado.

 

Reclutar a empleados que cuenten con estas características y además fortalezcan sus habilidades técnicas de manera constante, de acuerdo con las necesidades de los empleadores, es una tarea que cuando las compañías o startups asumen solas  les cuesta más tiempo y dinero. Esta es la razón por la que es clave, para optimizar recursos y contar con los mejores en el equipo, contratar servicios de expertos en el reclutamiento de este tipo de empleados.

 

Las áreas de tecnología son transversales al negocio de cualquier cliente. Por lo tanto se necesitan profesionales que no solo se dediquen a codificar, sino que entiendan el negocio y al usuario final. Es eso lo que permite ofrecer un alto nivel de servicio.

 

Los perfiles TI en la era de la transformación digital exigen tres cosas: aprendizaje, actualización constante y habilidades sociales que potencien las herramientas para conseguir los objetivos. Para ser efectivos en la búsqueda de este capital humano, la recomendación es dejar en manos de expertos los procesos de reclutamiento.

 

L.A / MPL