Lunes, Junio 6, 2016

Consejos para aprovechar el primer empleo

Sin lugar a dudas, el primer empleo es la base de la carrera laboral de una persona. En él se adquieren habilidades que perdurarán en nuestros siguientes trabajos y, lo que es más importante, será nuestro primer acercamiento a las responsabilidades, las presiones, los retos y las satisfacciones.

Por ese motivo no debemos fallar a la hora de afrontar este reto y aprovecharlo, pues esta puede ser una oportunidad de oro que nos servirá como trampolín para alcanzar nuestros sueños a corto, mediano y largo plazo.

Si te interesa hacerlo, ten en cuenta los siguientes consejos que te ayudarán a demostrar que te tomas en serio tu mayor oportunidad laboral: el primer empleo.

Sé una esponja: Si algo aprecian más las empresas de hoy es la capacidad de los nuevos empleados de captar y estar dispuestos a aprender, sobre todo en aquellos que están iniciando su vida laboral. En esa línea, muéstrate dispuesto a descubrir cosas nuevas, ponlas en práctica cuando se te presente la oportunidad y solicita ayuda y explicaciones cuando consideres que es necesario. Eso sí, decide de quién quieres aprender, pues no siempre encontrarás los mejores ejemplos de lo que quisieras llegar a ser.

Sé proactivo: Nada mejor para asegurar una buena experiencia, y eventualmente una excelente recomendación de nuestro primer empleador, que demostrar nuestro interés en la oportunidad laboral que estamos viviendo. Por eso proponer, debatir en buenos términos y realizar tareas extras que de verdad sean necesarias, harán que nuestros jefes pongan en nosotros su mira y posteriormente su confianza. Eso sí, ten en cuenta los límites y no los sobrepases.

Pregunta cuando no sepas: Quizás uno de los errores más persistentes entre las personas que inician su vida laboral es afrontar las responsabilidades solas, sobre todo en un nuevo medio como lo es su nuevo entorno laboral. Preguntar no es un delito y, por el contrario, les mostrará a tus compañeros y superiores que estás interesado en aprender más de lo que sabes y que tu compromiso por tus labores es fundamental.

Investiga: También es necesario poner de nuestra parte. Por ese motivo consultar en internet y con otros colegas sobre temas y posibles soluciones que podamos aplicar en nuestros trabajos es bien visto como estrategia para fortalecer nuestra presencia en nuestros empleos. Un trabajador principiante que aplique este consejo seguramente se ganará un lugar en la compañía.

Maneja tus relaciones interpersonales: La oficina es un escenario ideal para conocer nuevas personas. Sin embargo, cuida bien tus relaciones, especialmente si pueden entorpecer tus tareas y rendimiento. Mantén una buena actitud y rodéate de personas de las que puedas aprender. Ten cuidado con las competencias y ten en mente siempre tu deseo de crecer profesionalmente.

¿Ya has aplicado alguno? Si tienes otros valiosos y quieres compartirlos, comenta este post y ayuda a los demás a iniciar con el pie derecho su carrera laboral. El primer empleo, como ya lo hemos visto, marcará nuestra vida laboral y es decisión de cada uno cómo la empieza y la construye.