Miércoles, Junio 1, 2016

Cinco opciones de empleo por temporadas que les convienen a los profesionales

Muchas veces tendemos a vincular los trabajos que se desarrollan en un periodo específico (gigs) o por proyectos, con niveles de preparación diferentes al profesional, precisamente por la duración fija y corta de los proyectos o las tareas que se realizan. Sin embargo, los empleos distintos a la contratación a término indefinido pueden ser bastante beneficiosos para los profesionales que desean conseguir ingresos extra, aprovechar su tiempo libre o vacaciones o bien adquirir más experiencia en áreas que de otra manera sería imposible lograr.

En el siguiente listado te mostramos cinco ejemplos de empleos por temporadas específicas que pueden ser útiles para los profesionales de hoy, incluso aprovechando que internet ha sido una gran herramienta para desempeñar labores por cortos tiempos y desde grandes y alejadas distancias geográficas.

Los freelance: Los trabajos freelance son empleos de duración específica, por definición. Son aquellos que se realizan sin necesidad de estar en la sede del empleador, pero que contempla tareas concretas para el trabajador. Esta es una maravillosa opción para obtener ingresos extras y, de paso, ganar un poco de experiencia en áreas paralelas a las desempeñadas en un trabajo a término indefinido.

Los reemplazos de nivel superior: Quién no ha vivido el hecho de que su jefe o superior se vaya de vacaciones o por percances personales o de salud tiene que ausentarse por un tiempo prolongado de su puesto. Esta es una oportunidad ideal para que un profesional pueda mostrar sus habilidades en labores de rango superior. En ocasiones, este tipo de comisiones terminan en ascensos o contrataciones posteriores, gracias al buen desempeño.

Las cátedras universitarias: En ocasiones las universidades buscan profesionales que oferten cursos para sus programas de pregrado o posgrado, según el nivel académico de la persona, que duran pocos varias semanas o máximo un semestre. Esta puede ser una oportunidad valiosa para recordar conocimientos, refrescar conceptos y transmitir el conocimiento desprendido de la experiencia en las compañías en las que se ha trabajado. La academia suele ser un ámbito que facilita la actualización profesional y que trae prestigio.

Consultorías: Involucrarse en trabajos de asesoramiento o consultoría por tiempos que en ocasiones se reducen a meses es una buena manera de aplicar áreas de la profesión elegida con una retribución, por lo general, generosa. Eso sí, este tipo de empleos requieren un nivel superior de aplicación de lo aprendido y, en la mayoría de ocasiones, requieren entregables e informes de gestión detallados.

Voluntariados: No siempre el dinero debe ser el movilizador a la hora de seleccionar un trabajo. Si se siente la necesidad de ayudar a otras personas a través de nuestros conocimientos y destrezas, los voluntariados se configuran en una salida gratificante para hacerlo. Ser voluntario requiere perseverancia, pero brinda grandes beneficios, sobre todo en el fortalecimiento de nuestras habilidades sociales y de ayuda a los demás.

¿Ya realizas alguno? ¿Qué tal empezar a aumentar nuestros ingresos o bien a brindar soporte a través de nuestro conocimiento? Los trabajos por periodos o proyectos específicos, en sí, ofrecen una variedad de posibilidades para todos los niveles educativos. Sencillamente, debemos aprender a afinar nuestra búsqueda para encontrar un empleo como estos que nos permita lograr nuestras metas y nos brinde beneficios tangibles para nuestro diario vivir.